Saltear al contenido principal

Qué funciones y habilidades debe tener un buen conserje

Qué Funciones Y Habilidades Debe Tener Un Buen Conserje

Cuando una comunidad de vecinos u otra entidad se plantea contratar un buen conserje o vigilante de fincas, es conveniente tener en cuenta unas recomendaciones que permitirán saber cuáles son las funciones que ha de realizar y las aptitudes y habilidades que se precisan a la hora de elegir el mejor candidato al puesto. Seguir estas claves será una garantía para acertar en su elección.

El correcto funcionamiento de una comunidad de vecinos depende en gran medida de su trabajo. Por eso, el contratar un conserje en Madrid es una tarea no exenta de responsabilidad. Para llevarla a cabo con éxito, es necesario seguir unos sencillos pasos.

Las funciones de los vigilantes de fincas

Uno de sus principales cometidos es ocuparse de la vigilancia del edificio, controlando quién entra y quién sale del mismo. Será, además, un modo de disuadir a ladrones y otras visitas indeseadas.

De él depende el buen funcionamiento del edificio, encargándose de la apertura y cierre del portal y del encendido y apagado tanto de luces como de la calefacción central. Asumirá, igualmente, la marcha correcta de elementos comunes, como puede ser el ascensor, el suministro de agua y la electricidad. Será quien se ocupe de llamar a los servicios de mantenimiento cuando se produzcan averías o incidencias en el funcionamiento de determinadas infraestructuras.

Aunque existe un convenio colectivo de empleados de fincas urbanas que delimita sus labores, entre éstas, acostumbra a estar el sacar la basura del recinto destinada a su depósito o recogiéndola a la puerta de cada vivienda. El reparto de correo diario se incluiría también entre sus funciones.

Se dotará de todas las llaves que permiten el acceso a zonas comunes de la propiedad. Desde el cuarto de contadores de agua y luz a la sala de ascensores, sin olvidar el parking privado o la planta de trasteros.

Si la construcción dispone de piscina y jardín, deberá ocuparse, asimismo, de que se encuentran en perfecto estado asumiendo su mantenimiento. También puede llevar a cabo la limpieza de escaleras y portal, si así se contempla en su contrato.

Discreto y amable, sus mejores cualidades

La lista de cualidades de un buen conserje o vigilante de fincas puede ser tan amplia como se desee, pero lo cierto es que existe una serie de aptitudes especialmente valoradas. Entre ellas destaca la discreción máxima. También ha de ser una persona educada, atenta, servicial y amable en el trato con todos aquellos con los que se relacionará diariamente.

Se valora, además, la puntualidad, su capacidad de orden y lo resolutivo que resulte ante las situaciones que se presentan de forma habitual en el desarrollo de su trabajo.

En Outser nos ocupamos de dotar de un buen conserje o portero de finca a aquellas comunidades de vecinos y empresas que desean externalizar este servicio. Les ofrecemos una cobertura inmediata de bajas laborales y periodos vacacionales sin que suponga en ningún caso un coste añadido para el cliente, al tiempo que garantizamos sus suplencias. Contáctanos si necesitas más información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba