Saltear al contenido principal

¿Por qué necesitas un recepcionista para tu empresa?

¿Por Qué Necesitas Un Recepcionista Para Tu Empresa?

Queremos explicar por qué tu empresa necesita un recepcionista. No se trata solamente de optimizar tiempos y tareas al desempeñar esta actividad profesional: cuando decidimos contratar a un recepcionista, evidentemente, queremos optimizar el control de accesos para empresas y disfrutar de los servicios que solo estos profesionales saben aportarnos.

Pero hay más. Y es sumamente importante.

La figura del recepcionista como imagen de la empresa

Las marcas representan valores, conceptos y emociones con los que nos identificamos. Convivimos con ellas y nos sentimos atraídos o repelidos por sus connotaciones. Pero, ¿quiénes encarnan esos rasgos diferenciales? Sus profesionales.

Hay que tener en cuenta que nunca hay una segunda oportunidad para causar una buena primera impresión. Y, lo creamos o no, el recepcionista es un punto clave para conseguir ese impacto positivo inicial.

Cuando pasamos un control a edificios en Barcelona, lo vivimos de manera amable o molesta según cómo se comporte la persona con quien interactuamos. No solemos vivirlo como una relación interpersonal buena, mala o regular, sino como una experiencia corporativa: es la marca, la empresa, la que nos trata bien o mal en ese momento. Y la ausencia de este profesional es al mismo tiempo una percepción de descuido.

Es decir, que nuestra empresa necesita un recepcionista capaz de hacer satisfactorios esos contactos humanos. Por eso la empresa debe supervisar y asegurar que su recepción y sus recepcionistas transmitan una imagen deslumbrante. Y para ello, además de su presencia, estos profesionales deben llevar un uniforme reconocible y con el logotipo visible.

Lo principal es cómo atienden a sus semejantes. Deben ser amables, serviciales y solícitos, escuchar sus necesidades y anticiparse, incluso, a ellas. Si aman su trabajo, están motivados y conocen la cultura y los productos de su marca serán más eficaces.

Funciones de los recepcionistas

Son muchas las labores que desempeñan estos profesionales. De hecho, son los responsables de crear un buen ambiente al recibir al visitante, a quien deben atender con esmero, paciencia y adecuación corporativa. Además, suelen encargarse de anotar las distintas citas y eventos que les llegan, porque son quienes asumen la atención de las llamadas. Lógicamente, también ofrecen la información corporativa que se les reclama.

Es su parcela, sin duda, mantener su puesto y el espacio físico de la recepción en orden, para que resulte eficaz y, a la vez, agradable a los visitantes. Así, suelen archivar y localizar documentaciones y ficheros.

También es frecuente que abran y cierren las oficinas. Ocasionalmente pueden asumir algunos trabajos de contabilidad y ciertas responsabilidades en la seguridad de las instalaciones.

Ventajas de tener un recepcionista

Contratar a un recepcionista de Outser es, siempre, muy positivo para las organizaciones. Sobre todo porque se implican mucho más que cuando se trata de empleados puramente externos, y eso les permite conocer mejor su actividad, los entresijos de la marca. De este modo proporcionan un servicio integral más positivo, completo y eficaz hacia el público.

El control de accesos para empresas, cuando se cuenta con un recepcionista propio, se convierte en una experiencia positiva para los visitantes. Esto mejora el sentimiento de comunidad, los vínculos emocionales de marca y la fidelidad del público.

Definitivamente, tu empresa necesita un recepcionista. Porque queremos mimar al público desde el primer contacto. Así que no te lo pienses más y llámanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba