Saltear al contenido principal

¿Cuáles son los principales tipos de control de accesos en una empresa?

¿Cuáles Son Los Principales Tipos De Control De Accesos En Una Empresa?

Los distintos tipos de control de accesos son una herramienta fundamental para las empresas que van más allá de ayudar con la seguridad del edificio. Controlando quién entra y quién sale del mismo no sólo se evitarán personas ajenas a la organización, sino que ayudará a cumplir con la obligatoriedad de registro de horas de cada trabajador impuesta en el Real Decreto-ley 8/2019, de 8 de marzo.

Clases de control de acceso más comunes

Para poder llevar a cabo el control de accesos para empresas se suele contar con uno de estos tipos de sistemas:

– El sistema de identificación individual. Ya sea a través de un lector de radiofrecuencia o a través del registro manual (realizado por un operario o conserje). Este sistema permite no solo llevar un control de quién entra al edificio, sino también de los horarios. Además, ofrece la ventaja de una mayor flexibilidad ante visitas y momentos que se salgan de la norma habitual.

– Los controles de accesos personalizados tienen en cuenta los permisos de cada usuario para acceder a distintas zonas; así, pueden llevar a cabo de manera muy eficiente el control a edificios en Barcelona. Este sistema puede ponerse en práctica mediante contraseñas, con acreditaciones personales en forma de tarjetas o a través de controles biométricos, como los lectores de huella dactilar o de iris.

– El sistema de reconocimiento por radiofrecuencia permite un control sin la necesidad de tornos ni personal. Mediante dispositivos equipados con un chip, el lector recoge la señal y permite o no la entrada.

– Para los accesos a través del parking, los sistemas de control vehicular permiten detectar y leer matrículas de vehículos o tarjetas de acceso UHF colocadas en el parabrisas.

Tipos de control de acceso según la conexión

Podemos distinguir entre distintos tipos de control de acceso según su funcionamiento o las medidas de seguridad que utilicen. Si nos fijamos en cómo trabajan, existen distintas opciones:

– Los sistemas stand alone funcionan de manera independiente, por lo que no necesitan estar conectados a la red. Es el propio terminal el que almacena la información. Suelen tener como sistemas de seguridad claves, biometrías o lectores de proximidad que se activan en el acto.

– Las redes de sistemas de seguridad elevan al siguiente nivel la protección del edificio. Existen dos tipos:

a) Los sistemas gestionados en los que, a través de una aplicación software, la empresa de control de accesos puede gestionar altas y bajas de usuarios, permisos y horarios. Este tipo de método permite monitorizar los movimientos, ofreciendo información precisa sobre quién ha entrado y salido, además del lugar y la hora exacta.

b) Los sistemas corporativos funcionan a través de una aplicación web donde se coordinan las distintas plataformas y ubicaciones. De esta manera se controlan de manera generalizada los accesos. Es decir, se integran el control de acceso de vehículos, el circuito cerrado de televisión, las entradas físicas, etcétera.

El control de accesos adecuado para tu empresa

Como podemos ver, existen tipos de control de accesos adaptados a las necesidades de cada empresa. Permiten gestionar desde la entrada de individuos hasta el control de permisos por áreas o incluso la ciberseguridad de la red empresarial. Sea como sea nuestra empresa, gracias a la adaptabilidad y escalabilidad de estos sistemas podremos encontrar una solución óptima.

En Outser Servicios Auxiliares ofrecemos un excelente servicio de control de accesos que puede adaptarse a todas tus necesidades. Así que no lo dudes más y ponte en contacto con nosotros para saber todo lo que podemos hacer por tu empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba