Saltear al contenido principal

¿Cuáles son las cualidades de un buen recepcionista?

¿Cuáles Son Las Cualidades De Un Buen Recepcionista?

Las cualidades de un buen recepcionista son esenciales para las empresas. Estos profesionales son la cara visible de la compañía ante quien visita sus instalaciones. Para cumplir con su cometido deben cumplir con una serie de cualidades, de lo contrario los clientes podrían sentirse incómodos al llegar. En esta entrada hablamos de las principales habilidades que deben poseer.

Principales cualidades de un buen recepcionista

Las habilidades de un recepcionista lo convierten en un trabajador indispensable. Hay quien les resta importancia, pero una sonrisa a tiempo logra evitar algunos problemas con determinados clientes. Estos profesionales representan la primera imagen que el cliente tendrá de la empresa, por lo que han de estar a la altura de estas circunstancias.

1. Capacidad de comunicación

Saber comunicar con el tono adecuado, utilizando las palabras precisas y con claridad es esencial para esta profesión. Responder a las dudas que plantearan los clientes o dar indicaciones requiere de estas cualidades. Además, el recepcionista debe comunicarse con sencillez para facilitar la comprensión del mensaje. De otro modo, el cliente o visitante podría no entender o saber cómo interpretar las indicaciones.

2. Mantener la calma

Para qué negarlo, habrá situaciones en las que mantener la calma sea vital. Ante una queja, por ejemplo, no sirve de nada levantar la voz, por muy encolerizado que esté el demandante. Esta cualidad es esencial, ya que el recepcionista llegará a enfrentarse a momentos desagradable. Si entra en el juego de descalificaciones, la imagen de la empresa se podría ir al traste. Asimismo, debe guardar las formas y el respeto frente a cualquier improperio.

3. Capacidad de organización

El trabajo de estos profesionales requiere de una gran autonomía. Por ejemplo, cuando un cliente busca hacer una reserva en un hotel, el recepcionista debe saber cómo actuar sin llamar a ningún superior o sin titubear. Sin embargo, también deberá reconocer aquellas situaciones que le desborden y pedir la ayuda necesaria. Además, tendrá que establecer el control de accesos para empresas o supervisar a otros trabajadores, por lo que deberá saber cómo actuar de manera eficiente.

4. Presencia y pulcritud, cualidades de un buen recepcionista

Un recepcionista desaliñado y con la ropa sucia no transmite una buena imagen. El cliente se hará una idea negativa tanto de la empresa como del establecimiento, por lo que no querrá volver y lo más probable es que se lance a la crítica en redes sociales. Aunque no lo parezca, el aspecto del recepcionista es vital para su trabajo, por lo que no podrá asistir a su puesto despeinado, por poner un ejemplo.

Otro aspecto, quizás más difícil de conseguir, es el de la presencia. Esta debe ser profesional, centrada en el momento y debe atraer la atención del cliente. No se trata de abrumar, sino de mostrarse abierto, comunicativo y dispuesto a responder o atender cualquier petición que se pueda realizar.

La mejor recepción para tu edificio

En definitiva, estas son las cualidades de un buen recepcionista, un profesional que se convierte en una auténtica carta de presentación. Debe atender las necesidades de todos los clientes y presentarse en su puesto siempre con una pulcritud escrupulosa.

Por eso es tan importante contar con un buen servicio de recepción para tu edificio. Algo que podrás conseguir contratando el servicio de recepción en Madrid o en Barcelona contratando los servicios de Outser. Así que, ¿a qué esperas para llamarnos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba