Saltear al contenido principal

Cómo un conserje mejorará la limpieza de tu comunidad de vecinos

Cómo Un Conserje Mejorará La Limpieza De Tu Comunidad De Vecinos

La limpieza de la comunidad de vecinos es imprescindible para el mantenimiento de las zonas comunes y la buena convivencia en una finca. Cuando contamos con un conserje que se encarga de manera profesionalizada de estas labores, los vecinos pueden despreocuparse y disfrutar de espacios aseados y presentables.

A continuación, vamos a ver las tareas de limpieza en las que un conserje participa y cómo la realización regular de estas puede traer consecuencias positivas para la apariencia y el mantenimiento de la finca.

Labores de limpieza más habituales en comunidades de vecinos

Aunque cada comunidad de vecinos es un mundo diferente y las tareas necesarias varían de una a otra, es cierto que existen una serie de labores comunes que serán igual de necesarias, tanto si se trata de un solo bloque de viviendas como de una urbanización con jardines.

Tareas de limpieza de escaleras y portales

Al ser zonas de paso, las escaleras y portales son de los espacios que más se ensucian en cualquier bloque. Por este motivo es recomendable que se limpien a diario las áreas de mayor paso y se haga una limpieza en profundidad del resto al menos una vez en semana.

Independientemente de las otras tareas del conserje, los suelos deben ser fregados y barridos a menudo, ya que acumulan mucha suciedad. Otros elementos comunes con menos desgaste como cristales, pasamanos, etc. pueden necesitar menos mantenimiento y atención; con una limpieza semanal tendrán suficiente.

Ascensores y montacargas

Al igual que ocurre con los portales, son otras de las zonas de más tránsito en cualquier espacio residencial. Por este motivo requieren una limpieza regular diaria y al menos otra semanal en profundidad, donde pulamos bien los cristales, agarradores y demás elementos que puedan acumular suciedad.

Patios interiores y otras zonas comunes de paso

En este caso, la necesidad variará mucho según la morfología de nuestra finca y el uso que se les demos a las distintas áreas. Existen propiedades que, por ejemplo, tienen salas de reuniones de uso comunitario. En este caso dependerá de si se emplean para actos de uso privativo, como cumpleaños y fiestas, o para uso de todos los vecinos.

En el primer supuesto serán los vecinos que las soliciten los que deban encargarse de dejarlas en las mismas condiciones que las encontraron, mientras que en el segundo será tarea del conserje. No obstante, sea cual sea la finalidad, es recomendable mantener este tipo de espacios limpios y que se repasen al menos semanalmente por parte de la comunidad. De esta forma los vecinos se asegurarán un perfecto estado cuando vayan a usar las salas.

Jardines y zonas verdes de la comunidad de vecinos

Este supuesto no se da siempre, pero sí es frecuente. Lo normal es que el conserje se encargue del mantenimiento básico de estos espacios. Cuando sea necesario, deberá responsabilizarse del riego, abono y mantenimiento de los jardines y parterres.

Asegura una buena limpieza de tu comunidad de vecinos

Las labores de limpieza de una comunidad de vecinos se gestionan de manera mucho más sencilla y eficiente cuando hay un profesional especializado dedicado íntegramente a mantener el buen estado de los espacios. Por eso es tan importante que cuentes con un conserje en Barcelona. Especialmente si es un profesional de garantías, como los que trabajan en Outser.

En Outser somos expertos en servicios auxiliares y servicios de conserjería, control de accesos y mantenimiento en Barcelona y Madrid con una experiencia contrastada. Así que si quieres despreocuparte de tu comunidad de vecinos y que luzca limpia y bien mantenida, no lo dudes más. ¡Llámanos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba